Skip to Main Content

Find COVID-19 Information and Resources

Lo que usted debe saber sobre las estafas de caridad

Lo que usted debe saber sobre las estafas de caridad

¿Le han pedido que haga una donación a una organización benéfica?  Puede que la organización tenga un nombre que le suene familiar o puede que nunca haya oído de ella. Le dirán que llaman por una buena causa. Pero no le podrán explicar detalles básicos, como de qué forma usarán su donativo. También puede que le digan que la organización benéfica solo acepta efectivo o que lo presionen a hacer un donativo de inmediato. De ser así, puede que esté hablando con un estafador.

¿Es usted una persona mayor? Entonces debe estar alerta a las estafas de caridad. La Fiscalía General de Tennessee quiere que las personas mayores, sus familias y sus cuidadores estén al corriente de las estafas de caridad más comunes, cómo evitarlas y cómo obtener ayuda y denunciarlas.
 

¿QUÉ SON LAS ESTAFAS DE CARIDAD?

Los estafadores de caridad piden donativos de muchas formas: en persona, por teléfono, por correo, por correo electrónico o por internet. Solicitan donativos tanto para organizaciones como para personas particulares. Su página web y sus materiales impresos pueden parecer reales.

¿CUÁLES SON ALGUNAS ESTAFAS DE CARIDAD COMUNES?

Las estafas de caridad que ocurren después de una tragedia: Cuando sucede algo malo, como un desastre natural o una tragedia que se publica en los medios de comunicación, puede que algunas organizaciones benéficas lo llamen solicitando donativos. Existen grupos legítimos que recaudan fondos para las víctimas de estas tragedias. Sin embargo, algunas de estas llamadas podrían ser de estafadores de caridad que intentan aprovecharse de usted.

  • Las estafas relacionadas con el IRS: Algunas veces los estafadores de caridad alegan llamar a nombre del Servicio de Impuestos Internos (IRS). Pretenden que van a ayudar a las víctimas de desastres mediante exenciones fiscales. ¡No se deje engañar! El IRS tiene un número de teléfono al que las víctimas de desastres pueden llamar de gratis para recibir la ayuda tributaria que necesiten.
  • Las estafas de financiación colectiva (“crowdfunding”) y de las redes sociales: Los estafadores de caridad a veces usan las redes sociales, como Facebook, YouTube o Instagram, así como los sitios web de financiación colectiva (“crowdfunding”), para solicitar donaciones. Sitios de plataformas de crowdfunding como GoFundMe recogen pocas cantidades de dinero de un gran número de personas rápidamente. Puede que usted vea un enlace web que se puede seleccionar para hacer donativos a una persona necesitada. La página de recaudación de fondos hasta puede tener fotos de personas reales. Pero el dinero que usted envíe a los estafadores de caridad nunca llegará a personas necesitadas. Y los estafadores podrían quedarse con su efectivo y sus datos personales. ¡Tenga cuidado! No haga clic en enlaces web o archivos adjuntos, ni los comparta con amigos, a menos que usted sepa que la organización benéfica es real.

Las estafas durante la época festiva: Las personas por lo general hacen donativos en la época festiva y los estafadores se aprovechan de ello. Presionan a las personas para que hagan donativos porque es la temporada festiva. Puede que le den las gracias por donativos previos, aún si usted no recuerda haber hecho uno. Recuerde: las verdaderas organizaciones benéficas aceptan donativos durante todo el año. Y si usted no recuerda haber hecho un donativo en el pasado, entonces probablemente no lo hizo.

Las estafas relacionadas con los bomberos, la policía y los militares: Quizá los estafadores digan que están recaudando donativos para los bomberos, la policía o los veteranos de su comunidad. Incluso podrían decir que van a enviar paquetes con regalos (“care packages”) para miembros de las fuerzas armadas. ¡No les de dinero sin investigar de antemano! Llame al grupo en cuestión (por ejemplo, su departamento de bomberos o de policía local) y pregúnteles si alguien está recaudando dinero para ellos.
 

¿CUÁLES SON ALGUNAS SEÑALES DE ADVERTENCIA DE LAS ESTAFAS DE CARIDAD?

Donaciones en efectivo, mediante transferencias bancarias o con tarjetas de regalo: ¿Le pidieron que donara solo en efectivo, que hiciera una transferencia bancaria o que enviara una tarjeta de regalo como donativo? Entonces es probable que esa persona sea un estafador. Una vez usted envía dinero en efectivo o tarjetas de regalo, no puede seguirles la pista ni recuperar su dinero. Siempre haga donativos con un cheque o una tarjeta de crédito.

Solicitudes de datos personales o financieros: Nunca comparta sus datos personales (número de cuenta de banco, número de seguro social, etc.) con personas que no conoce. Podrían usar estos datos para robarle su identidad.

La donación no está exenta de impuestos: Si un grupo no puede darle pruebas (por lo general, un recibo o una carta) de que su donativo está exento de impuestos, podría tratarse de una estafa. Recuerde, cuando usted les da dinero a sitios web de financiación colectiva el regalo por lo general no se puede reclamar como una deducción de impuestos porque el beneficiario no es una organización benéfica registrada.

Información falsa: Con frecuencia los estafadores imitan el nombre, el número de teléfono, la página web o los materiales de una organización benéfica verdadera. Nunca confíe en los datos que proporcione la persona que llama.

Siempre investigue por su cuenta para determinar estos datos. La mayoría de las direcciones electrónicas de las organizaciones benéficas terminan con “.org” y no “.com”. Evite las direcciones electrónicas que terminan en una serie de números. Nunca ingrese sus datos personales, tal como su fecha de nacimiento o sus datos de cuenta bancaria, en una página web a menos que haya investigado por su cuenta y comprobado que la página es legítima.

Tácticas de presión: Puede que los estafadores lo presionen a acceder de inmediato. ¡No acepte sus demandas! Solicite que las organizaciones le envíen materiales informativos antes de hacer un donativo. Tome su tiempo e investigue los grupos que no conoce antes de darles dinero o datos personales.

Solicitudes extrañas: ¿Qué tal si la solicitud de dinero parece legítima pero usted no está seguro? ¡Tenga cuidado! Nunca de dinero de inmediato, aún si la solicitud parezca surgir de una persona o grupo que usted conozca. Preste atención antes de abrir los archivos adjuntos de los mensajes de correo electrónico. ¿Faltan palabras o tiene el texto errores ortográficos? ¿Está expresado el mensaje de forma extraña? Pónganse en contacto directamente con la organización mediante un sitio web que evalúe organizaciones benéficas. NO responda al mensaje.
 

¿CÓMO SE PUEDEN EVITAR LAS ESTAFAS DE CARIDAD?

Investigue: Siempre investigue el grupo antes de darles dinero. Búsquelos por internet. Use un sitio web que evalúe las organizaciones benéficas, como www.charitynavigator.org, para investigarlas y obtener datos de contacto. Busque el nombre del grupo y preste atención a si las palabras “estafa” (“scam”) o “queja” (“complaint”) aparecen en la búsqueda. De ser así, la organización benéfica podría ser una estafa. Si dicen ser parte de un grupo muy conocido, contacte al grupo directamente mediante datos que usted sepa sean correctos (de una página web legítima o de un directorio telefónico).

Sepa a dónde va su dinero: Muchas organizaciones benéficas contratan a otra organizaciones para ayudarlas a recaudar fondos. Mientras que esto no es necesariamente una estafa, es importante darse cuenta de que parte de su donación se usará para cubrir gastos administrativos o de otro tipo. Antes de hacer un donativo, asegúrese de investigar qué porción de su donativo se entregará a la directamente organización.

Pregunte si están registradas: En Tennessee, las organizaciones benéficas que soliciten donativos tienen que registrarse con el Departamento de Estado de Tennessee. Si la organización está exenta de impuestos federales, deberá ser capaz de proporcionarle su número de identificación de empleador (EIN, por sus siglas en inglés). Verifique que la organización esté realmente registrada mediante las páginas web del Secretario de Estado y del IRS. Pero tenga cuidado: a veces hasta los estafadores están registrados.

Anote sus donativos: Siempre anote por escrito sus donativos, inclusive a quién y cuánto les envió. Mantener un registro escrito le ayudará a determinar si se encuentra frente a una estafa que alegue que usted ya les había hecho un donativo aunque esto no sea cierto.
 

¿QUÉ PUEDE HACER EN CASO DE SER VÍCTIMA DE UNA ESTAFA?

Documentarla: Escriba todo lo que recuerde sobre la conversación (o el mensaje) que le motivó a hacer un donativo a la organización benéfica. Asegúrese de incluir:

  • El nombre de la persona que le solicitó un donativo;
  • El nombre del grupo o persona para la cual recaudaban el dinero;
  • La fecha en que ocurrió;
  • Cualquier dato de contacto (la dirección, el número de teléfono o la dirección de correo electrónico de la organización, o el número de teléfono de la persona que llamó)
  • Si hizo un donativo, anote la cantidad y la forma en que lo pagó (efectivo, tarjeta de regalo, tarjeta de crédito);
  • La forma en la cual lo contactaron (mediante un correo electrónico, las redes sociales, un mensaje de texto, una llamada telefónica o en persona);
  • Anote todo dato financiero o personal confidencial que usted compartió (tal como su número de seguro social o datos bancarios); y
  • Cualquier otro dato que usted crea pueda ser de utilidad

Actúe y ponga una denuncia: Tanto las agencias estatales como las federales tienen formas de ayudarlo a denunciar este tipo de fraude.

  • Envíe un Formulario de denuncia sobre solicitudes de donativos con fines benéficos a la Secretaría de Estado de Tennessee. Este formulario está disponible en línea (en inglés): https://sos.tn.gov/charitable. También puede llamar a la División de Solicitudes de Donativos con Fines Benéficos y de Juegos de Apuestas (“Division of Charitable Solicitations and Gaming”) al 1-800-861-7393.
  • Denuncie la estafa de caridad con la Comisión Federal de Comercio (“Federal Trade Commission”) mediante la página web: https://ftccomplaintassistant.gov/ (para cambiar el idioma, seleccione “español” en la parte superior derecha de la página).

Informe a sus familiares y amigos: ¿Fue víctima de una estafa de caridad? ¿Acaso alguien tomó su dinero o sus datos personales? Dígaselo de inmediato a sus familiares y amigos. Estos estafadores podrían intentar llevarse el dinero de personas que usted conoce.
 

RECURSOS