Skip to Main Content

Cómo evitar fraudes en el sector de la salud

Cómo evitar fraudes en el sector de la salud

Lo llaman y le dicen que pueden venderle un seguro médico o medicamentos recetados a precios de descuento. Lo único que tiene que hacer es responder a unas cuantas preguntas y dar su información personal y número de tarjeta de crédito. ¿Le parece demasiado bueno para ser cierto? Probablemente lo sea. Como consumidores frecuentes de servicios de cuidado de salud, las personas mayores pueden ser especialmente vulnerables a los fraudes. Los estafadores se aprovechan de la complejidad de las leyes para embaucar a las personas y hacer que compartan información personal o se inscriban en servicios y productos que nunca serán proporcionados.

No se convierta en víctima de un fraude en el sector de la salud. El objetivo de la Oficina del Fiscal General de Tennessee es informar a las personas mayores, a sus familiares y a las personas encargadas de su cuidado acerca de los fraudes más comunes en el sector de la salud. Lea a continuación para informarse sobre cómo puede hacer para evitar que usted o sus seres queridos se conviertan en una víctima.

FRAUDES EN EL SECTOR DE LA SALUD

Planes de seguros médicos falsos: Los estafadores le llaman directamente y tratan de venderle planes de seguro médico que no existen o que no son seguros médicos de verdad. Con frecuencia estas llamadas son intentos de obtener su información personal para fines fraudulentos.

Consejo: Nunca dé su información personal (nombre, número de seguro social, número de tarjeta de crédito, información médica, etc.) a un extraño por teléfono, en línea, por correo o en persona. Investigue primero a la empresa de seguros; por ejemplo, haga una búsqueda en internet, indague en la agencia estatal que regula los seguros y la Oficina de Atención al Consumidor (BBB, en inglés) y use los recursos enumerados al final de este folleto.

Comercialización de planes de descuentos médicos como si fueran seguros médicos: Los estafadores intentan venderle un plan de descuentos médicos en el que usted paga una tasa mínima para obtener descuentos en ciertos servicios y productos. Pero muy a menudo estos planes NO son seguros médicos y no reúnen los requisitos de cobertura mínima acreditable conforme a la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

Consejo: Para determinar si un plan es válido, comuníquese con el centro de llamadas las 24 horas del Departamento de Salud y Servicios Humanos al (800) 318-2596, o visite www.healthcare.gov. Siempre lea detenidamente los términos de todo plan de seguro médico antes de adquirirlo. Lea este útil artículo de la Comisión Federal de Comercio: Discount Plan or Health Insurance? (¿Plan de descuentos o seguro médico?) https://www.consumidor.ftc.gov/articulos/s0165-plan-dedescuento-o-seguro-de-salud

Cobro de honorarios para ayudarle a entender el Mercado de Seguros Médicos: Los asistentes o auxiliares legítimos del Mercado de Seguros Médicos NO pueden aceptar pagos; es ilícito hacer esto.

Consejo: Para encontrar un asistente legítimo, visite https://localhelp.healthcare.gov/#intro.

Alegaciones de que la Ley de Cuidado de Salud Asequible exige que se inscriba para una nueva tarjeta de Medicare: Eso es un fraude. La Ley de Cuidado de Salud Asequible no exige que se renueve el Medicare. Si usted es beneficiario de Medicare, NO es necesario que adquiera un seguro en el Mercado de Seguros Médicos.

Consejo: El gobierno nunca le llamaría para preguntarle su información personal por teléfono. Si tiene alguna duda, llame al (800) MEDICARE.

Impostores del gobierno: Hay estafadores que se hacen pasar por funcionarios del gobierno y llaman o envían correos electrónicos pidiendo su información personal para verificar su situación de seguro médico. Hasta le pueden amenazar con mandarlo a la cárcel o imponer sanciones por no tener seguro médico.

Consejo: El gobierno nunca le llamaría para confirmar su situación de seguro médico ni lo enviaría a la cárcel por no tener seguro médico. Las multas impuestas si decide no adquirir seguro médico se pagan cuando presenta su declaración de impuestos federales; en caso de no pagarse, el IRS (Servicio de Rentas Internas) retendría la suma necesaria de cualquier reembolso futuro de la carga impositiva. Tenga cuidado con las visitas, peticiones por correspondencia o llamadas telefónicas en las que traten de presionarle. Siempre pida ver identificación oficial y haga indagaciones acerca de la supuesta entidad gubernamental. Llame a las líneas oficiales de ayuda del gobierno que aparecen en sus sitios web para verificar cualquiera de esas peticiones; para ello refiérase a la lista de recursos aquí abajo.

Farmacias fraudulentas: Las farmacias fraudulentas en internet venden medicamentos con ingredientes incorrectos y a veces hasta peligrosos. Los estafadores crean sitios web de farmacias que parecen legítimos para engañarlo y convencerlo a que les de su información personal.

Consejo: La Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA, por sus siglas en inglés] recomienda el uso de sitios web de farmacias estadounidenses solamente acreditadas por la junta de farmacia del estado en particular. Refiérase a la lista de la Asociación Nacional de Juntas de Farmacias para ver farmacias en internet que son seguras en: www.safe.pharmacy/buying-safely.

Suplementos de salud peligrosos: Los estafadores venden productos como vitaminas o suplementos herbales como curas milagrosas para todo mal desde la pérdida de la memoria hasta el cáncer. Pero estos productos pueden tener ingredientes desconocidos, no aprobados que pueden ser hasta peligrosos, o pueden tener interacciones peligrosas con otros de los medicamentos que usted toma. También pueden contribuir a que no se pueda diagnosticar alguna afección seria que usted pueda tener y que pudiera ser tratada por un proveedor de atención médica legítimo.

Consejo: Verifique siempre los ingredientes, evite las medicinas y los suplementos que no indiquen sus ingredientes. Tome solamente medicamentos recetados por su médico y consulte a su doctor antes de tomar algún medicamento adicional, incluidas las vitaminas y los suplementos.

Fraudes de seguros médicos: Los estafadores facturan a los consumidores o a Medicare por productos o servicios que el paciente nunca recibió ni necesitaba. La facturación fraudulenta trae como resultado que los costos de los servicios médicos aumenten y por lo tanto aumenten las primas de los seguros médicos para todos.

Consejo: Lea detenidamente sus declaraciones de Explicación de Beneficios y revise que no haya ningún artículo sospechoso. Pague solamente las cuentas de productos o servicios de atención médica que haya recibido. Si sospecha de facturación fraudulenta, denúncielo a Medicare o a su proveedor de seguro médico.

CÓMO EVITAR FRAUDES EN EL SECTOR DE LA SALUD

  • Proceda con cautela: Tómese el tiempo de indagar acerca de empresas de seguros, proveedores de atención médica, o individuos que aleguen pertenecer a entidades gubernamentales que proporcionan beneficios de salud. Las empresas, o proveedores o funcionarios del gobierno siempre están dispuestos a esperar por una respuesta o a indicarle cómo hacer para indagar acerca de su organización.
  • Proteja su privacidad: Tenga cuidado al dar su información personal (nombre, dirección, número de seguro social, etc.) y su información médica a alguna otra persona que no sea su proveedor de atención médica o su aseguradora. Tenga cuidado con la información personal que comparte en los medios sociales ya que los estafadores usan la información personal que se encuentra en Facebook o en otros sitios similares.
  • Manténgase informado y comparta sus conocimientos: Aprenda acerca de los fraudes en el sector de la salud para que pueda protegerse a usted y a sus seres queridos de convertirse en víctimas de estas tramas de fraude.

RECURSOS