Skip to Main Content

Identificación y prevención de los fraudes de ventas de puerta en puerta

Identificación y prevención de los fraudes de ventas de puerta en puerta

Se encuentra solo en casa y alguien toca a la puerta. Es posible que la persona le ofrezca pavimentar su entrada para autos, instalarle un servicio de seguridad, o hacerle el jardín a un precio muy bajo. Aunque la persona que le tocó a la puerta sea educada, encantadora y hasta convincente, obre con cautela, esa persona podría ser un estafador que intente aprovecharse de usted.

Los adultos mayores con frecuencia son blancos de fraudes de ventas de puerta en puerta ya que hay más probabilidades de que vivan solos, sean propietarios de casas y estén en casa durante el día. El objetivo de la Oficina del Fiscal General de Tennessee es informar a las personas mayores y a las personas encargadas de su cuidado acerca de los fraudes más comunes y los recursos que hay disponibles para ponerles fin y denunciarlos. 

¿QUÉ SON LOS FRAUDES DE VENTAS DE PUERTA EN PUERTA?

Los estafadores de ventas de puerta en puerta usan asuntos inquietantes como lo son el dinero, la ansiedad de vivir solos y mantener un hogar para manipular a las personas mayores. Esté atento a los siguientes fraudes:  

  • Fraude de contratistas en reparaciones: El timador toca a la puerta y le ofrece un servicio de reparación, si paga por adelantado. Quizás le diga que un familiar suyo empleó sus servicios o que los cimientos o el techo de su casa necesitan ser reparados de inmediato. Una vez que usted paga por los suministros, nunca más regresa a hacer el trabajo prometido.
  • Fraude de reparación/robo: Otro ejemplo puede ser que el timador indique que ha venido a hacer algún trabajo y lo incita a salir de su casa. Mientras usted está distraído, una segunda persona entra a su casa y le roba.
  • Fraude de inspección de vivienda: El estafador ofrece hacer una inspección gratuita de su vivienda, luego le dice por ejemplo, que tiene goteras en el techo, la plomería está mala, o la instalación eléctrica está defectuosa. Le ofrece realizar las reparaciones a un precio de descuento pero exige pago anticipado. Una vez que usted le da el dinero, nunca más lo vuelve a ver.
  • Fraude de impostores de empresas de seguridad: El estafador puede aludir que trabaja para una empresa de seguridad y quiere alertarlo de un aumento en el número de robos en su zona. Le ofrece realizar una “inspección de seguridad” de su casa. Una vez que está adentro, le roba objetos o hace un reconocimiento del terreno para luego robarle.
  • Fraude de ventas de una empresa de seguridad: Puede que usted cuente con un sistema de seguridad, y un representante de ventas le ofrezca actualizar el servicio existente. En lugar de hacerlo, lo inscribe en un nuevo contrato con otra empresa y retira el equipo que usted tiene actualmente. O lo puede convencer para que haga un contrato con la nueva empresa, lo cual lo hace responsable por ambos contratos.
  • Fraude en casos de desastres: Si debido a un mal tiempo hay un corte telefónico o de la electricidad, obre con cautela si alguien le toca a la puerta y le ofrece restaurarle su servicio de teléfono o electricidad pero tiene que pagar primero. Recuerde: la empresa de servicios públicos nunca exigiría que pagara antes de restaurar su servicio después de un corte. 

INDICIOS DE FRAUDES DE VENTAS DE PUERTA EN PUERTA

  • Pedir pago por adelantado: Los contratistas acreditados legítimos no exigen que se pague en su totalidad antes de entregar los productos y servicios. La ley en Tennessee prohíbe a los contratistas exigir un depósito que sea más de un tercio del total del contrato.
  • Efectivo solamente: Obre con cautela si debe pagar en efectivo. Si alguien le ofrece una oferta que es solo válida si paga en efectivo o lo presiona a pagar efectivo para poder darle un descuento especial, es posible que sea un estafador.
  • Demasiado bueno para ser verdad: Si alguien le toca a la puerta y le ofrece una oferta que parece ser demasiado buena para ser verdad, lo más probable es que ese sea el caso.
  • Sin permiso: Si alguien intenta venderle algún producto o servicio, pida ver el permiso de venta o alguna otra verificación que demuestre que es un representante de la empresa. Si no tiene un permiso de venta o una identificación de la empresa, lo más probable es que sea una estafa.
  • Tácticas de amedrentamiento: El estafador quiere que usted pague cuanto antes, por lo que va a tratar de hacerle sentir amenazado o temor para que le pague por arreglar el supuesto problema.
  • Estimados o acuerdos orales: Los contratistas y vendedores confiables siempre ofrecen un estimado por escrito antes de comenzar el servicio o antes de la entrega del producto. El estafador puede darle un estimado al principio por un buen precio y luego pedir más dinero antes de concluir el trabajo o puede que nunca termine el trabajo.

CONSEJOS PARA EVITAR FRAUDES DE VENTAS DE PUERTA EN PUERTA  

  • No deje entrar a extraños en su casa: Obre con cautela si deja a alguien que no conozca entrar a su casa, especialmente si está solo.
  • Indague primero: Nunca compre un servicio de un vendedor de puerta en puerta sin antes hacer indagaciones acerca de la empresa para la que trabajan o pedir referencias. Pida al vendedor que le proporcione materiales impresos y su información de contacto. Si es un negocio legítimo, no tendrá ninguna objeción en proporcionar información adicional y regresar de nuevo para completar la venta.
  • Contrate solo a contratistas acreditados con buena reputación: Puede verificar si el contratista es un contratista acreditado en www.verify.tn.gov o hacer una búsqueda en internet para ver si hay alguna queja en su contra. También puede pedir referencias a los amigos.
  • Exija que le den un contrato por escrito: Asegúrese siempre de recibir por escrito una constancia de los servicios que le han prometido cumplir, incluido todo servicio especial o incentivo adicional. El contrato debe contener la siguiente información:
    • el nombre y la información de contacto del contratista;
    • los detalles del trabajo a realizar;
    • el precio del contrato y el programa de pago;
    • una declaración de la garantía del trabajo;
    • una garantía de que el contratista cuenta con seguro de responsabilidad civil y de indemnización por accidentes de trabajo; y
    • el derecho a cancelar el contrato.
  • Nunca pague el total por anticipado ni pague en efectivo: No acuerde dar una entrada de más de un tercio del precio del proyecto y nunca haga un acuerdo de pagar en efectivo solamente. Si el contratista ofrece un descuento por pagar en efectivo, pregúntele si se puede pagar con cheque o con tarjeta de crédito
  • De ser necesario, cancele: Asegúrese de saber bajo qué circunstancias puede cancelar el contrato y preste atención a las fechas topes. 

QUÉ HACER EN CASO DE QUE SE CONVIERTA EN VÍCTIMA DE UN FRAUDE 

Si piensa que ha sido víctima de un fraude de un vendedor de puerta en puerta, recomendamos que tome las siguientes medidas:  

  • Documente el fraude: Tome nota de fechas importantes y los nombres de las organizaciones y las personas con las que habló.
  • Tome medidas y denuncie el fraude:
    • Comuníquese con la estación local de policía y denuncie toda actividad fraudulenta.
    • Presente una queja ante la División de Asuntos del Consumidor de Tennessee, por teléfono al (615) 741-4737 o al (800) 342-8385, o presente un formulario de queja en internet en https://www.tn.gov/commerce/consumer/file-a-complaint.html.
    • Denuncie las actividades de contratistas no acreditados que venden de puerta en puerta o presente una queja acerca de contratistas acreditados ante la Junta de Acreditación de Contratistas de Tennessee al (615) 741-8307 o en internet en www.tn.gov/commerce/article/cont-file-a-complaint.
  • Informe a sus vecinos y amigos: Informe a los demás de cualquier sospecha que tenga acerca de estafadores que operen en su vecindario.  

RECURSOS 

Visite los siguientes sitios web para informarse más acerca de los fraudes de puerta en puerta y las organizaciones que pueden ayudarle: